REPUDIO FRENTE A LA LEY DE UNICABA

La Legislatura Porteña declaró, con 34 votos afirmativos y 26 negativos, la ley que crea la universidad docente en la Ciudad de Buenos Aires. El proyecto impulsado por el oficialismo recibió un gran rechazo por parte de los grupos opositores, que se manifestaron tanto en el recinto como en la calle los días previos, en contra de esta nueva ley.

Las movilizaciones en rechazo de esta medida comenzaron meses antes del debate en el recinto, por lo que la logística de seguridad fue planificada con anticipación. El día anterior a la votación, estudiantes y docentes protagonizaron una marcha de antorchas el martes 20 de noviembre, y un acampe frente a la Legislatura la noche anterior a la promulgación de la ley.

Sin embargo, durante el día, las esperables marchas fueron reprimidas por la Policía de la Ciudad. Hacia dentro del recinto, esta situación fue resaltada. Respecto a esto, la legisladora Myriam Bregman (Frente de Izquierda-Partido Obrero) enunció: «Como están en soledad, como no convencieron a nadie, a falta de consenso, dentro de la Legislatura y sobre todo afuera, montaron un despliegue policial, gasearon a los estudiantes y hasta a nosotros cuando quisimos hablar con el jefe del operativo para evitar la represión, hasta golpearon a mi compañero, el diputado Patricio Del Corro, y a otros legisladores».

En desacuerdo con el proyecto, el legislador con el que comparte partido, Gabriel Solano, intervino en la sesión de la Legislatura declarando que “la verdadera orientación del proyecto de uniCABA es cerrar los 29 institutos de formación docente. Por la crisis que se les generó decidieron dejarlos un poco más pero los quieren ir cerrando carrera por carrera, instituto por instituto.”

Además, el diputado Patricio del Corro, otro referente del Frente de Izquierda, sentenció: «No encontraron ni a un solo especialista en educación, ni un solo docente ni directivo de los institutos terciarios, ni un estudiante, al que este gobierno haya podido convencer de las bondades de este proyecto que es rechazado por el 100% de la comunidad educativa y toda la oposición. No podemos ser tantos los equivocados».

A su vez, Roy Cortinas, miembro del socialismo, explicó que “la comunidad educativa jamás fue consultada en serio. La metodología durante toda la discusión fue desprolija.”

En representación al Frente para la Victoria, Lorena Pokoik declaró que “el Poder Ejecutivo crea un consejo devaluador que va a determinar qué instituto califica o no dentro de los estándares. Esto involucra a entidades privadas externas, que serán las encargadas de evaluar el sistema formador.”

Por su parte, en defensa de esta nueva legislación, el asambleísta Maximiliano Ferraro (Vamos Juntos), a la cabeza de la comisión de Educación, explicó: “Estamos convencidos de que parte de esta ley ayudará al Ministerio de Educación, a las instituciones educativas y a quienes piensan e investigan la educación a crear este tipo de políticas necesarias para el porvenir y la construcción de ciudadanía”.

Según la ministra de Educación, Soledad Acuña, el proyecto uniCABA es “un 29×1”, es decir, el cierre de los 29 profesorados de formación docente de la Ciudad de Buenos Aires a cambio de una Universidad que nuclearía los diferentes espacios educativos en uno.

Se prevé que la comunidad educativa continúe impulsando medidas y movilizaciones para detener la aplicación de la ley sancionada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *