PASO: Vence el Frente de Todos y la disputa se hace cada vez más fuerte

Tras los resultados de las PASO, dirigentes de Frente de Todos y Juntos por el Cambio, los bloques con más caudal de votos, realizaron declaraciones y contaron cuáles son sus perspectivas sobre lo que podría ocurrir de acá a octubre.

Durante los últimos días hubo declaraciones de todo tipo. Desde el lado del oficialismo, el actual Presidente y candidato por el bloque Juntos por el Cambio obtuvo un porcentaje del 32,08% de los votos, mientras Alberto Fernández del Frente de Todos se ubicó quince puntos encima con el 47,66%. Preocupado por la gran victoria del Frente de Todos busca dar una imagen optimista acerca de lo que pueda ocurrir en octubre y sostiene que la próxima elección será “una buena oportunidad para demostrar que el cambio continúa”. Además, afirmó con seguridad que revertirán los resultados para competir por ballotage el 24 de noviembre.

El candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio y actual senador nacional Miguel Ángel Pichetto apoyó las declaraciones del presidente y mediante un mensaje esperanzador sostuvo: “esto no terminó, ha sido una elección primaria y el verdadero debate de los contenidos y el rumbo de la Argentina se empieza a consolidar hacia octubre. Sabemos que es difícil, pero vamos a estar comprometidos con todo el coraje y la convicción”.

Asimismo, Macri reconoce la dureza de las medidas tomadas durante su mandato y, en respuesta a la manifestación del pueblo el pasado domingo, y a fin de revertir los resultados reflejados en las urnas, apuesta a una serie de medidas reparadoras. Entre ellas, una suba del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias, un aumento del salario mínimo, medidas favorecedoras para las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) y el otorgamiento de un bono extra de mil pesos en septiembre y en octubre a quienes reciben la asignación universal por hijo.

Por el contrario, el Frente de Todos refuerza sus esperanzas luego de haber arrasado frente al oficialismo y va con mucha seguridad de cara a las elecciones de octubre. Massa afirmó estar «tranquilo y animado por la ola de esperanza que muestra la voluntad de los argentinos de construir un nuevo gobierno». Otra defensora de la fórmula Fernández-Fernández, la diputada Victoria Donda dijo además que la sociedad escuchó el “grito de unidad contra la crisis”, refiriéndose al triunfo del Frente de Todos en las PASO.

A su vez, el candidato a presidente por el bloque vencedor, Alberto Fernández, reaccionó frente a las últimas medidas tomadas por el gobierno y declaró que son tardías y que el mandatario no tuvo en cuenta las consecuencias de las mismas. Tras haber rechazado la convocatoria propuesta por Macri con anterioridad, declaró que el presidente “lo que tiene que hacer es gobernar”.

A medida que transcurren los días próximos a las PASO se va creando una serie de “juego” en el que ambos bloques van moviéndose estratégicamente a fin de llegar lo mejor posible a la elección de octubre, y tomando la mayor ventaja posible.

Los puntos obtenidos por las demás fuerzas podrían ser un factor determinante para las elecciones de octubre. Los porcentajes de los bloques fueron: 8,22% de Roberto Lavagna (ex ministro de Economía de Néstor Kirchner) que quedó en un lejano tercer puesto, el 2,86% del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (trostskystas), el 2,63% y 2,18% que obtuvieron respectivamente el Frente Nos y Unite (dos expresiones de derecha), el 1,5% que suman las cuatro fuerzas en total, y el 3% de votos en blanco. Frente a las consecuencias de las PASO, es posible que muchos de los votantes de los bloques mencionados se replanteen el voto y lo dirijan a uno de los dos partidos que se posicionaron en la cabecera este domingo 11 de agosto ya que es muy probable que uno de ellos dos se lleve el triunfo en octubre.

Mientras tanto, el pueblo convive con la incertidumbre sobre lo que ocurrirá en unos meses, y en los próximos años. El asombro que dejó la amplia diferencia de más de 15 puntos entre los votos obtenidos por un partido y otro se refleja notoriamente en las redes sociales, donde muchos se manifestaron haciendo campaña para uno u otro bloque, y expresando alegría, odio e indignación sobre los resultados que dejaron las PASO.

Si bien se trata de las elecciones primarias y el rumbo de los votos puede verse alterado hacia las elecciones de octubre, la fórmula Fernández-Fernández se impuso con gran firmeza, lo cual reduce ampliamente las chances de que el gobierno actual alcance los votos necesarios para obtener el triunfo o para ir por la segunda vuelta en noviembre.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *