Menos plazo para notificar faltas en la Ciudad

La Legislatura porteña aprobó un proyecto del Ejecutivo para modificar el procedimiento y el régimen de faltas, acortando los plazos para las notificaciones e incorporando herramientas tecnológicas para «facilitar los trámites» ante los organismos de control.

La norma fue aprobada con el voto favorable del bloque de Vamos Juntos, Bloque Peronista, Socialismo y Evolución, mientras que concitó el rechazo de 10 legisladores de los bloques de Unidad Ciudadana y el Frente de Izquierda.

El presidente de la Comisión de Justicia, Daniel Presti (Vamos Juntos), ponderó la iniciativa al afirmar que “es en beneficio de los vecinos” gracias a la modernización del sistema.

“Es una modificación normativa que incorpora tecnología para los trámites ante los contralores del faltas y donde se obliga a la Administración Pública a notificar de manera más ágil, más eficiente, bajando los plazos de 90 a 60 días”, explicó Presti.

Se explicó que ahora los vecinos podrán contactarse a través de un chat con un “controlador virtual” para discutir las faltas o multas y también podrán fijar un “domicilio electrónico constituido” para la notificación de las mismas.

Esto implicará, en la práctica, que los presuntos infractores no tengan que perder tiempo concurriendo hasta la sede comunal para hacer el descargo.

El diputado oficialista dijo que si bien tiene una aplicación directa en el caso de las multas de tránsito, también podrán usarse estos recursos para las “faltas generales”.

A pesar de contar con la posibilidad de realizar discursos de hasta 5 minutos por bloque, sólo los diputados del Frente de Izquierda los utilizaron para justificar el rechazo de la iniciativa argumentando -entre otras cosas- que ahora se «le da mayor poder al funcionario» para labrar las multas.

“El propósito central es la recaudación. Según el presupuesto, la Ciudad recauda 4800 millones de pesos que, dividido por el parque de 1.500.000 de autos le significa a la Ciudad un ingreso de 3200 pesos en multas. Esto es mecanismo de recaudación y no de ordenamiento del tránsito”, dijo la diputada Laura Marrone (FIT-Izquierda Socialista).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *