Beneficios fiscales a las empresas de software

La Cámara de Diputados aprobó por amplia mayoría un proyecto de Ley de Economía del Conocimiento, que contempla la prórroga hasta diciembre del 2030 de los beneficios fiscales que tienen las empresas de software y los amplía a otras firmas de tecnologías intensivas, con los que aspira a generar 200.000 puestos de trabajo.
Tras un breve debate, el proyecto fue aprobado por 182 votos a favor y dos en contra (de la izquierda); y fue girado al Senado.
La iniciativa contempla menores costos laborales y tributarios, estabilidad fiscal y fomento de nuevas firmas para aquellas actividades que se caracterizan por el uso intensivo de tecnología y que requieren de capital humano altamente calificado a fin de competir a nivel global.
El proyecto, que tiene como antecedente el Régimen de Promoción de la Industria del Software busca ampliar los beneficios de ese programa que vence en diciembre próximo y los extiende hasta el 2030.
Propone incluir, además, en ese plan a otras industrias como las de producción y postproducción audiovisual, biotecnología, bioeconomía, biología, bioquímica, microbiología, bioinformática, biología molecular, neurotecnología e ingeniería genética.
Entre los puntos claves, el proyecto propone otorgar estabilidad fiscal para las empresas que se inscriban en un registro especial, que incluye a todos los tributos nacionales, por lo cual las compañías «no podrán ver aumentada su carga tributaria total nacional” mientras dure el régimen, a la vez que prevé una baja en los costos laborales y en Ganancias.
El proyecto se fija que podrán acceder a estos beneficios las empresa que acrediten mejoras en la calidad de sus servicios, productos y/o procesos, o mediante una norma de calidad reconocida aplicable a sus servicios, productos y/o procesos.
También deberán acreditar haber realizado inversiones en investigación y desarrollo en un mínimo del 3 por ciento de su facturación total o capacitación de sus empleados destinando al menos el 8 por ciento de la masa salarial.
El proyecto crea el Registro Nacional de Beneficiarios del Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *